Acupuntura para mejorar la memoria


La acupuntura es una de las terapias que más se ha empleado para mejorar ciertos problemas de salud. Aunque esto no sustituye el diagnóstico y tratamiento de un especialista, a muchas personas les ha funcionado bastante.


Originaria de China a mediados del año 100 a.c, es una técnica ancestral basada en la inserción de agujas muy finas en la piel de la persona, en puntos específicos de su cuerpo.


La buena salud es el resultado de conseguir el equilibrio en armonía de extremos que se complementan, el yin y el yang. Esta dualidad, de acuerdo al taoísmo, es atribuible a todo lo que existe en el universo.


Colocar estas agujas en puntos estratégicos consigue estimular las terminaciones nerviosas que existen en el organismo y desencadena diferentes efectos curativos.


Muchos pacientes deciden tomar esta terapia para distintos problemas como: la migraña, el asma, la artritis, la depresión, el sistema inmune y la memoria.


Pero.. ¿Cómo se sabe que puede ayudar a la memoria?


Un estudio publicado en el Journal of Acupuncture and Meridian Studies involucró la prueba AOSPAN (Automated Operation Apan Task), que se utiliza para probar la memoria. En ella se da un problema matemático mental, después del cual se les muestra a los participantes una letra del alfabeto. Después de varios problemas de matemáticas, los participantes deben recitar todas las letras en el orden correcto.


Para ello fue necesario la participación de 90 estudiantes universitarios, quienes fueron colocados al azar o en un grupo de acupuntura o en un grupo de control, cuyos integrantes se acostaban en una mesa. Las aguas fueron aplicadas en puntos específicos para aumentar la función mental y reducir la ansiedad. Después, se aplicó la AOSPAN.


Entre los resultados se dedujo que el grupo de acupuntura tuvo rendimiento más significativo en la prueba en comparación con el grupo control, además de darse cuenta de menos errores matemáticos.


Aunque no hay una edad determinada para recibir este tipo de terapia, las personas de la tercera edad y aquellas que padecen de enfermedades como el Parkinson buscan este tratamiento como alternativa al método occidental.



Quizá te estás preguntando… ¿duele?


Según los especialistas y quienes practican esta técnica: no. Las agujas son especialmente para insertar en la piel, pero es importante que se acuda con alguien que conozca la técnica.


***


¿Alguna vez has probado esta terapia? ¿Te gustaría experimentar antes de un examen?



7 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo