Anastasia Lechtchenko

Han pasado siete años desde que este caso conmocionó a todos los tijuanenses y no es para más, la clave para revolvernos el estómago y erizarnos la piel: cuerpos desmembrados, familia y “brujas”.


¿Te imaginas? Esta es la historia de Anastasia.


Anastasia Lechtchenko

Nació en San Luis Potosí luego de que sus padres llegaran de Rusia, una vez en México la familia se mudó varias veces hasta finalmente radicar en Tijuana, donde su madre y hermana vivieron sus últimos años de vida.


Tenía 19 años cuando se convirtió en el centro de todas las noticias, al principio no sabía por qué o cómo sucedió, pero después su confesión cambió toda la expectativa que giraba en torno a ella, pues muchos aseguraban que era víctima y no victimario.


¿Por qué?


El crimen

Fue un verano del 2015 cuando Lechtchenko se declaró culpable de asesinar y desmembrar a su madre y hermana en Tijuana. Los hechos estremecieron a las autoridades, pues la joven afirmó que sucedió porque ambas eran brujas.


En las declaraciones narró a detalle que a su hermana le extrajo los ojos, mientras que a su madre le extirpó el corazón. Los cuerpos fueron encontrados en el interior de la casa y gracias a que vecinos llamaron para denunciar la presencia de olores fétidos que provenían del domicilio.


De acuerdo al subprocurador de la entonces Procuraduría General de Justicia de Baja California, Anastasia podría ser condenada a poco más de 80 años de cárcel. Añadiendo que la joven no tenía una buena relación con su madre y que por lo menos en tres ocasiones fue reportada como desaparecida, terminando con un “tenía problemas con ambos padres”.


En la detención, Anastasia no presentaba ningún trastorno o remordimiento, actuaba de manera normal, como si nada hubiese pasado.


Inicialmente la joven confesó el crimen y ante los medios dio su versión de los hechos. Sin embargo, después de declarar ante la juez penal, rechazó sus declaraciones, se dijo inocente y luego aseguró haber sido abusada sexualmente y torturada por los policías, lo cual fue considerado como una estrategia de la defensa.



El crimen lo sabían dos personas: su novio y una amiga, esto después de cuatro días de haberlo cometido. Posteriormente el chico avisaría al padre de Lechtchenko.


Amiga entregó a Anastasia

En la versión de Anastasia, llegó a su casa y estaba cerrada, pero recordó que siempre había unas llaves escondidas en la lavadora, fue al entrar cuando encontró todo desecho. Tras esto, relató que su mamá le había pedido limpiar la casa y comenzó su labor.


Sin embargo, pasaron unos minutos hasta que comenzó a percibir un olor fétido de una casa de aluminio que tenían, al entrar encontró bolsas con los restos de su familia y fue entonces cuando llamó a una de sus amigas y le dijo haber encontrado los restos.


La amiga de Anastasia, que hasta ahora se desconoce su identidad, fue quien llamó a la policía y trasladó a la joven a su casa, ahí llegaron los ministeriales que le aconsejaron declararse culpable y sería liberada.


¿Qué pasó con Lechtchenko?

Anastasia ha pasado 7 años en prisión, se ha dedicado a hacer varias actividades para pasar el tiempo y asegura que al salir quiere ser enfermera e irse a vivir a Ensenada con su padre.


El medio Archivero, platicó con la defensa de la joven en abril y aseguró que se presentarían varias conclusiones que le podrían dar la vuelta a la versión oficial del caso y definitivamente tener una sentencia.


Además, han aparecido nuevas y viejas evidencias analizadas y respaldas que podrían aportar a la inocencia de la rusa. Por ejemplo, en la revisión que los supuestos cuchillos que Anastasia utilizó para el crimen, hay material genético de un hombre, lo que pondría en tela de juicio todo lo ocurrido.


Más sobre el caso…


16 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo