¿Casarse antes de los 30? No lo sé Rick...


¿Casarse antes de los 30?

Hablar de matrimonio para muchos puede resultar extremadamente incómodo y agobiante, para otros tantos es lo más anhelado dentro de su proyecto de vida, y aunque aquí a nadie juzgamos por sus gustos, es bastante incómodo que esta decisión sea impulsada por la sociedad, en específico: la familia.




Nuestros padres y abuelos crecieron en una época súper distinta, el no estar en sagrado matrimonio antes de los 20 (mujeres) y 25 (hombres) era súper criticado por todos, muchos aseguraban que el no tener ese estado civil era una condena a ser completamente infeliz, amargadx y sin un legado de hijxs.


#YoRespeto pero… ¿neta?


Conforme pasa el tiempo la mentalidad ha cambiado, las costumbres –en específico de este tema– dejaron de seguirse y todo comenzó a convertirse en lo que realmente quieren para sus vidas.


CASARSE es una responsabilidad enorme, no por el evento que piensas hacer para invitar a gente que ni siquiera le importa tu felicidad, sino sólo beber y criticar la organización, sino porque la decisión depende de un cúmulo de acciones, vivencias y compromisos entre ambas personas, eso garantizará que sean conscientes de la situación y lo que viene, además de ser felices.


Antes de empezar a escribir este artículo no sabía realmente cómo enfocar el tema, si para los que no tenemos planes a corto o mediano plazo para casarnos, o para quienes realmente desean hacerlo sin importar la edad, pero siento que va para todos.


En mi Instagram (@_laferje) realicé una encuesta sobre este tema, los comentarios han sido varios, pero entre ellos me ha mucho la atención uno:


No creo que sea cuestión de edad, sino de amor


Y sí, lo es. Nadie querría casarse sólo para complacer a sus papás, abuelos o familia, cosa que muchas veces sucede.

Eso es lo que rodea al tabú de no casarse antes de los 30. Nuestros familiares piensan que es un completo fracaso, que ya se nos pasó el tren, que no vamos a tener quien nos cuide de viejos, que seremos completamente infelices, que no vamos a poder tener hijxs –otro tema del que hay que hablar–, entre muchas otras cosas que he escuchado y me han dicho a mis 25 años.


La presión social –que a veces no sólo viene de la familia–, ha hecho que las personas a veces tomen decisiones equívocas, como el no estar con el amor de tu vida, elegir a alguien “con quien pasar los años” para no estar “solx”, entre muchos otros que al final terminan en un complicado divorcio, miles chismes y peleas entre familias.


Sé que puede resultar complemente doloroso e irrespetuoso –según los abuelos– el hecho de que pidas a tu familia deje de comparar sus épocas con las nuestras, pero es algo que se tiene que hacer SI o SI, por el bien de todos y para todos, pero sobre todo de TI.


Aunque muchos lo toman como algo gracioso o de broma y se les olvida a los cinco minutos, para otros resulta un conflicto interno que al final les puede jugar mal al punto de amargarse o vivir tristeando sólo porque no ha cumplido las expectativas de otros.

Casarse más tarde no significa que no tengas un amor real, las personas que no lo están mantienen relaciones igual de significativas e incluso viven juntas, así como también hay quienes no tienen una relación y se sienten PLENOS.


Las generaciones de hoy elegimos otras formas de mostrar compromiso con alguien, realmente pensamos las cosas y tratamos de que lo que vaya a venir sea bueno para nosotros y quien nos acompañe.


Además, el esperar un poco más al matrimonio, te da la oportunidad de conocer más a tu pareja y a ti mismx.


De panas… No dejes que nadie invalide tus argumentos sobre cómo buscar la felicidad, casarte o comenzar a vivir la vida.


Ah, y si los comentarios en las reuniones familiares apuntan a este tema, te señalan y te sobrecargan de miles de “razones” para “sentar cabeza”, IGNORALOS, dales por su lado o enfrentalos pidiendo que dejen de decidir por ti. Si no lo entienden… 🚩🚩🚩RED FLAG familiar.🚩🚩🚩


***

¿Estamos? Déjame saber lo que piensas(:



29 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo