Cena navideña y las preguntas incómodas...

Estamos a pocos días de la gran cena de nochebuena, la comida, las bebidas, los postres y los invitados son lo de menos, el verdadero dilema está –como siempre–: cómo acabar la fiesta en paz. Y es que es frecuente que estas reuniones se conviertan en momentos de tensión, peleas y a veces, hasta golpes.

Pareciera que el pasatiempo favorito de varios familiares es hacer las típicas

preguntas incómodas:

  • ¿Para cuándo la boda?

  • ¿No piensan tener hijos?

  • ¿Cuánto ganas en tu trabajo?

  • ¿Sigues sin empleo estable?

  • ¿Cuándo te vas a independizar?

  • ¿Aún vives con tus padres?

  • ¿No estabas a dieta?

  • ¿Cuántos kilos has perdido?

  • ¿Y el/la novix?

A decir verdad, muchos seguimos sin entender el verdadero objetivo de lo anterior, algunos podrían disfrazarlo de “me interesa lo que pasa contigo”, pero a veces las intenciones se pueden leer o sentir de otra manera y bro… nosotros somos mucho más inteligentes que cualquier otra persona.

Los temas sobre la vida personal siempre tienen que salir de nosotros, es decir, si a mí me nace contarte que no me está yendo como quiero en el trabajo, puedes dar al menos un consejo o punto de vista sobre ello, pero mientras no pase, EVITA decir algo.


Es bien sabido que esto ha ocurrido desde hace décadas, pero para nosotros los millennials es una patada en los hu…esos, ¿o me equivoco?


No existe una guía exacta de qué hacer respecto a estas situaciones, todos reaccionamos de una manera completamente distinta, sin embargo, es vital hacerle saber a las personas que hay incomodidad en lo que se te cuestiona.

Siempre debemos preguntar por lo que se tiene y no por lo que no es evidente, ¿cuál es la prisa para llegar a las etapas que ya pasaron los más grandes que nosotros? Ninguna.

A veces bromeamos cuando se realizan las preguntas, pero en realidad por dentro nos carcomen las ganas de golpear la mesa, levantarnos y gritar: basta de ser tan metidos en las vidas de otros.

gif

Si eres parte de este grupo, piensa muchísimo lo que vas a decir en próximas reuniones, ¿realmente vale la pena que alguien llegue a dejarte en ridículo frente a todos diciéndote que no te importa lo que pase con él o ella?

¡Pilas!

Y aunque esto posiblemente aplique para navidad, porque es donde es posible estar todos juntos, ten en cuenta que en ningún episodio antes o después de esta fecha es necesario incomodar a los demás.

Ahora que, si es tu primera cita navideña, aquí puedes leer algunos consejos y temas de los que no hay que hablar.

Como dijo la Dra. Polo: sea prudente, ande con cuidado, edúquese lo más que pueda y respete para que lo respete…

gif

¡Feliz casi navidad!

10 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo