Condenan a prisión a mexicana por denunciar abuso sexual en Qatar

La mexicana Paola Schietekat trabaja para entidad responsable de organizar el Mundial de Futbol 2022, mientras estaba allá, fue asaltada en su residencia en Qatar mientras dormía. Anteriormente ya había sido víctima de este tipo de ataques en su adolescencia, por ello acudió inmediatamente a las autoridades para interponer la denuncia y que quedara impune, sin embargo, nada terminó como ella esperaba.

Una corte criminal dejó libre a su agresor, para colmo, la sentenció a ella a siete años de prisión y a recibir 100 latigazos por “mantener una relación extramarital”. El acusado le había dicho al tribunal que Schietekat era su “pareja sentimental”, convirtiendo a la mexicana de víctima a culpable en una audiencia.


“En un cierto punto me exigieron una prueba de virginidad. Por alguna razón yo había pasado a ser la acusada”, escribió Paola.

Schietekat, quien criticó en un inicio la “poca o más bien nula preparación de la embajada” mexicana en su defensa, al no proveerle desde un inicio un traductor de árabe, ha dicho en sus redes sociales que evitará dar más detalles sobre el proceso.


Relaciones Exteriores en México ha asumido la defensa y representación legal de la joven, así lo señaló su titular, Marcelo Ebrard. “Le reconocí su valentía y resolución”, escribió en Twitter luego de una entrevista que tuvo con Paola.


Gracias al apoyo del Supreme Committee for Dilevery and Legacy, organización para la que trabaja en la organización del Mundial 2022, Schietekar logró salir del país y escribió el texto “Un mundo que parece odiar a las mujeres”, en el cual detalla cómo ocurrió la violación en 2021. El próximo 6 de marzo se llevará una audiencia del caso.


Otros casos

No es la primera vez que sucede algo así en Qatar.


Laura, una turista holandesa, vistió el país por vacaciones en 2016, fue condenada a un año de prisión y 845 dólares por mantener “relaciones extramaritales” con un hombre que la había drogada y violado después de vela en una discoteca.


Al final, la mujer sólo recibió tres meses de condena, esto gracias a la intervención de las autoridades de su país. El violador también fue condenado, pero no por abuso sexual, sino por “adulterio y embriaguez pública”. Recibió 140 latigazos.


9 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo