Datos que seguramente no conocías de María Félix


María Félix
María Félix

Actriz, modelo, cantante, diseñadora y perfumista mexicana. Dotada de una enigmática belleza latina, nacida como María de los Ángeles Güereña en 1914 es, indiscutiblemente, de las mejores actrices que ha tenido México.

El paso del tiempo hizo que su belleza natural evolucionara y comenzará a llamar la atención por donde iba. Logró el título de reina de la belleza estudiantil en la Universidad de Guadalajara.

Pero su éxito se lo debe a su película Doña Bárbara, en donde encarnaría a una mujer dura, dominante, desafiante que traspasaría la pantalla, adoptándola como su propia personalidad, así se ganó el apodo de La Doña y su fama se disparó.

Y aunque el talento y la belleza de María Félix son indiscutibles y un símbolo para toda una nación, no estuvo exenta de rumores y leyendas urbanas, tales como:

  • Que tenía una extraña fascinación por el satanismo y los rituales oscuros, según los rumores, su casa estaba llena de retratos hechos a mano en los que aparecía rodeada de demonios.

  • Fue muy relacionada con el ocultismo y la brujería, estos rumores comenzaron porque se negaba a adaptarse a los roles de género de su época. Es por eso que, María Félix era considerada como la madre del feminismo, aunque en realidad no lo era.

  • Se comentaba en el gremio que era una mujer caníbal y que era el secreto para mantenerse joven. Esta información circuló cuando en una entrevista dijera “Yo comí carne humana una vez, pero de verdad. En un lugar en el Marruecos Español. Me gustó, era una cosa dulzona y pregunté”.

  • La actriz Lucía Méndez supuestamente confirmó este hecho al comentar en entrevista que La Doña le había ofrecido carne humana en una ocasión.

Jamás fue posible comprobar nada, pero se dice que el pacto que hizo con el diablo la hizo famosa. Según las creencias, esto provocó que muriera exactamente el día de su cumpleaños.

Y según el periódico El Universal, lo más sorprendente fue que, después de examinar el cuerpo unos meses después de su muerte, este seguía intacto.

Alfredo Félix, el sobrino de La Doña, dijo sobre ella: “Ella tenía el embrujo, engatusaba a los hombres, los embrujaba con su mirada, ella tenía pacto con un ente siniestro que hacía que los hombres cayeran a sus pies. A mí me dicen que tengo la mirada de mi abuela María Félix, que me parezco a mi tío Enrique. Ella tan solo con estar parada imponía, deslumbraba a los hombres”.

Cierto o no, la carrera de Félix es y seguirá siendo por mucho tiempo más, un modelo a seguir y un ícono incomparable en la cultura de México.

3 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo