Diario de una marginada

Enero - 07:56 am

Soy nueva en la ciudad, genial ¿no? Una nueva casa, una nueva vida, una nueva escuela.

La escuela, por cierto, es enorme y hay muchas personas ahí. Aunque, por supuesto, nadie me habla. Me miran como un bicho raro, supongo que es normal... nadie me conoce.


Enero – 6:25 pm

Comienzo a sentirme sola, han pasado dos semanas, pero los otros chicos siguen ignorándome y se alejan de mí cuando intento acercarme. No tengo ninguna amiga.


Enero – 2:00 pm

Unos chicos se acercaron a mí, comenzaron a gritar muchas cosas, me sentí pequeña, débil. Me amenazaron, dijeron que tenía que hacer lo que ellos dijeran, pero solo quieren ser molestos.


Febrero – 9:00 pm

Dicen que la ventaja de ser una marginada es que tienen un superpoder; ser invisible. Lo malo es que ese poder te hace sentir horriblemente sola.

Y eso soy, una marginada. He sido condenada a estar sola por los pasillos de la escuela, los demás chicos me empujan, tiran mis cosas y de vez en cuando me golpean.


Febrero – 8:42 am

¿Solo están jugando verdad? Sé que son buenos y que en realidad no me harán daño. Todo está bien.


Marzo – 4:15 pm

Siempre he estado a la deriva, frágil, tonta. Ya no quiero causar más problemas, ya no quiero escuchar todas esas voces que me dicen lo estúpida que soy.

Hoy pasé el día en el armario del conserje, me encerraron ahí. Intenté despejar mis pensamientos, pero solo podía llorar. Jalaron mi cabello y ahora me duele la cabeza.


Marzo – 3:25 am

Tengo miedo, miedo de decir algo y que me golpeen. Mi piel arde, está roja y a veces sangra.

He tenido que mentirle a mamá, le dije que me había puesto un pantalón en lugar de mis hermosos vestidos porque hacía frío. Pero no es cierto, es que no puedo dejar que vea mis piernas.

Ella no puede sufrir igual que yo.


Marzo – 6:48 pm

Ya no estoy tranquila ni en casa, papá intentó abrazarme hoy y no pude evitar alejarme y correr a mi cuarto a llorar. Sé que se sintió confundido, pero no vino a buscarme.

Es obvio, por qué habría de importarle.


Abril – 12:00 pm

Muérete

Púdrete

No sirves para nada

Eres una tonta, no vales nada

¿Por qué no te matas y nos dejas vivir en paz de una vez?


Abril – 7:54 pm

Todas sus palabras se quedan grabadas en mi piel, literalmente, la sangre gotea de mi estómago, rozo suavemente los cortes que forman las palabras, duele.

Soy una basura, y esto es lo que merezco.


Mayo – 8:37 am

He dicho que estoy enferma para no ir a la escuela y ha funcionado. Mi cama se siente segura, imagino un lugar mejor, uno donde quitarme la ropa no sea motivo de risas y diversión.

Mi madre toca la puerta constantemente, pero no se atreve a entrar, soy un desastre.


Junio – 5:42 pm

Mis heridas han sanado, ya no me hacen daño. Quizás todo fue parte de una iniciación y ahora me toman en cuenta.

Mamá está muy feliz, me sonríe de nuevo y no evita mirarme.


Junio – 2:36 pm

Hoy llegó un chico nuevo a clase, me ha saludado y me mostró una linda sonrisa. Es lindo.

Al final de clase, se acercó a mí y me acompañó a casa.


Julio – 6:42 pm

¡Tengo novio! <3 Me hace sentir especial, a él no le tengo miedo. Ya no le tengo miedo a la escuela y a las personas ahí. Mis heridas han sanado por completo y he podido usar de nuevo mis vestidos.


Julio – 11:48 pm

No podía dormir y él ha venido a mi rescate. Estuvo aquí, me abrazó para que pudiera estar tranquila hasta que me dormí. Desperté y ya no estaba, pero le agradezco.


Agosto – 11:32 am

Hoy es un día precioso, el sol brilla, pero a él lo noto distante. Ha estado ignorándome ¿Tendrá algún problema? ¿Por qué no me lo dice?


Agosto – 2:17 pm

Él hizo una broma muy extraña hoy, estábamos con sus amigos y dijo que yo le había entregado todo. Todos rieron. Era una broma ¿no? Es solo que, me dolió un poco.


Agosto – 3:27 am

Todos se burlan de mí de nuevo, incluso me golpearon otra vez. Y descubrí que es lo que pasaba. Él puso una cámara en mi baño la noche que estuvo en casa.

Ahora todos tienen ese video de mí en la ducha, no solo la escuela... internet también.


Septiembre – 4:18 pm

Nunca pude tomar una decisión por mi misma y es que jamás he podido enfrentarme a mis miedos, y es mi culpa.

Es mi culpa que jamás haya podido hacerles frente y detener el daño que me causaban, jamás pude abrir mi boca para callar sus palabras.


Septiembre – 3:00 am

Estoy cansada, agotada de todo esto. Lo único que quiero hacer es descansar de una vez y dejar de escuchar cada vez que me dicen lo estúpida e idiota que soy. Cada vez que me dicen lo estúpida e idiota que soy, cada vez que me gritan la verdad.

Una verdad que es mentira, pero que lucho por creer, porque en el fondo... muy en el fondo sé que es cierto.


Septiembre – 1:27 am

Todo mi cuerpo pulsa, pero ya no siento dolor. Las marcas de ataduras ya no se comparan con lo que ahora siento, me han violado.

En ese armario pestilente que conozco muy bien.

Siento vergüenza de admitir todo esto, es mi problema, es mi dolor. No de nadie más.


Octubre – 5:43 pm

He ido al hospital tres veces esta semana, esta vez por una torcedura en mi brazo. El doctor dijo que pudo haberse roto.

No dije nada.

Tenía miedo.

Mentí.

Pánico.

Para todos me había caído, para todos era muy torpe. Para ellos soy solo un juguete.


Octubre – 9:08 am

Intenté esconderme en el baño, pero me encontraron. Son más grandes, son más fuertes.

Por los pasillos no miro a nadie, no quiero provocarlos.


Noviembre – 3:29 pm

He faltado a la escuela para no encontrarme con ellos, pero las excusas se me acaban. Papá y mamá gritan todo el tiempo, sé que están desesperados por respuestas.

Es mi culpa, yo soy la que les causa todo ese sufrimiento y estrés. No merecen todo esto.


Diciembre – 2:00 am

La computadora está repleta de sus palabras, nunca olvidarán ese video, esas palabras, esas marcas, seguirán ahí por siempre, persiguiéndome.

Todo el mundo me odia y al principio no sabía por qué, pero ahora lo sé. Soy un desastre, tienen razón.

Soy una idiota, es cierto.

Debería morir, tal vez....


Diciembre – 3:48 am

Me rindo.

Ya no tengo ni las fuerzas, ni las ganas para seguir, ni para respirar, ni para hablar, me cansé.

Sus garras como sombras oscuras han cubierto la luz que había en mí.

Pero por fin seré libre, encontré la manera.

Seré libre y descansaré.

La idea es tan maravillosa.

Se acabó.


***

Si tú o alguien que conoces está pasando por una situación difícil, por favor, contacta ayuda profesional o cuéntale a alguien de confianza.


Nos leemos pronto <3


7 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo