Dietas de desintoxicación, ¿funcionan?


En los últimos años hemos leído y visto mucho sobre el tema de dietas, algunas sólidas, otras líquidas, unas sin carne, otras sin pan, pero las favoritas son las de desintoxicación, sin embargo, ¿funcionan? Te cuento.


Las dietas de desintoxicación varían, pero en general, luego de un período de ayuno, debería seguirse una dieta estricta de verduras crudas, frutas y jugos de éstas, además de agua.


Testimonios hablan de una mayor energía y enfoque al realizarlas, sin embargo, hay poca evidencia de que las dietas de desintoxicación realmente eliminen las toxinas del cuerpo. De hecho, generalmente, los riñones e hígado filtran y eliminan la mayoría de las toxinas ingeridas con bastante eficacia.


La pregunta es, ¿por qué tanta gente opta por hacerlas? Por un lado, la desintoxicación elimina los alimentos procesados que tienen gracias sólidas y azúcar añadida, y el simple hecho de evitar que este tipo de alimentos sigan en nuestro cuerpo, es motivación suficiente para realizar esta dieta.


A través del tiempo se han ido realizando varios estudios, por ejemplo, en 2015 un equipo de expertos concluyó que éstos, hasta ahora, no respaldan el uso de las dietas de desintoxicación para perder peso o eliminar toxinas.


Otro grupo descubrió que las dietas y jugos para esto mismo, son sólo una solución a corto plazo, es evidente que habrá una pérdida de peso temprana, pero una vez se dejen y se tenga una dieta normal, podría aumentar el peso nuevamente.


La Administración de Alimentos y Medicamentos ha denunciado a varias empresas por vender productos de desintoxicación/limpieza que contienen ingredientes nocivos.

Presta atención a lo siguiente antes de llevar una dieta así:

  • No están indicadas para personas con determinadas enfermedades.

  • Pueden crear una adicción.

  • Los suplementos de desintoxicación pueden tener efectos secundarios.

  • Están diseñadas solo para alcanzar objetivos a corto plazo.

  • Limitan la ingesta de proteínas y grasas esenciales.

  • Al ser extremadamente bajas en calorías, conducen a un aumento del cortisol (la hormona del estrés) que estimula el apetito y puede llevar al aumento de peso.

  • Se han relacionado con el abuso de laxantes, diuréticos y agua. El exceso de agua se relaciona con hiponatremia grave (es decir, un descenso de la concentración plasmática de sodio).

  • Pueden producir efectos secundarios como fatiga, dolores de cabeza, náuseas, insomnio, ansiedad y temblores.

  • El ayuno extremo puede causar deficiencia de determinadas vitaminas y minerales, desequilibrio electrolítico, acidosis láctica e incluso la muerte.


¿Quieres bajar de peso o llevar una de estas dietas? Infórmate acerca de las dietas de desintoxicación de moda antes de caer en ellas y recuerda que, aunque no son sanas para nadie, especialmente: las mujeres embarazadas, los adultos mayores, los niños y quienes sufren de enfermedades crónicas, deben evitarlas.


4 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo