¿Estresadx? Cuidado…

Estrés, estrés y más estrés…

Un problema muy común en todos, no importa cuál sea tu profesión o cuántas horas dediques a diversas actividades, es súper probable que esté muy presente en tu ser y a la larga resulta ser MUUUUUY malo.

Hay diversas situaciones por las que somos víctimas de esto, por ejemplo: situación laboral, la muerte de un ser querido, proyectos retrasados y/o las personas.

Y aunque hay estudios científicos que avalan que el estrés a corto plazo es un elemento clave de la supervivencia, existen varias consecuencias que para nada sería algo “normal” en nuestras vidas, tales como: irritabilidad, ansiedad, depresión, dolores de cabeza e insomnio.

Pero la adrenalina y el cortisol pueden también afectar y debilitar a distintos órganos o partes del cuerpo, explica el American Institute of Stress (AIS), una organización sin ánimo de lucro que ofrece información sobre el papel del estrés en la salud y la enfermedad.

  1. Sistema Inmune: las hormonas que libera el estrés reduce la respuesta del cuerpo a los invasores exteriores. Virus, bacterias y demás agentes dañinos para la salud lo tienen más fácil para penetrar en nuestro cuerpo. La gripe y el resfriado común son las más comunes, pero también puede aumentar el tiempo que toma recuperarse de una enfermedad o lesión.

  2. Sexualidad y sistema reproductivo: si el estrés se mantiene durante mucho tiempo, los niveles de testosterona de un hombre pueden comenzar a disminuir y esto puede interferir con la producción de esperma y causar disfunción eréctil o impotencia. El estrés crónico también puede aumentar el riesgo de infección para los órganos reproductores masculinos como la próstata y los testículos. Para las mujeres, puede afectar el ciclo menstrual y llevar a períodos irregulares, más pesados o más dolorosos.

  3. Sistema digestivo: acidez estomacal, reflujo, hinchazón o estreñimiento son algunos de los efectos a largo plazo más incómodos cuando el estrés se vuelve crónico. Además, como respuesta a esta situación, el hígado produce azúcar que va a parar directamente al torrente sanguíneo. Es posible que las personas sometidas durante mucho tiempo a estrés no puedan lidiar con este aumento adicional de glucosa, haciendo que aumente el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2.

  4. Corazón y sistema respiratorio: en situaciones de estrés, el corazón también bombea más rápido, haciendo que los vasos sanguíneos se contraigan y desvíen más oxígeno a los músculos, lo que aumenta la presión arterial, generando un mayor riesgo de sufrir un derrame cerebral o un ataque al corazón. En cuanto a lo respiratorio, si ya tienes asma o enfisema, el estrés puede dificultar el proceso de sobrellevarlo.

  5. Los músculos: la tensión muscular como consecuencia del estrés puede causar dolores de cabeza, dolor de espalda y hombros y dolores corporales. Pero si todos estos síntomas internos fueran poco, el estrés crónico favorece la aparición de desequilibrios en el comportamiento, como los desórdenes alimenticios o el abuso de drogas o alcohol.

Es de vital importancia que, al primer síntoma o cambio raro en tu salud, acudas con tu médico con toda la confianza y evitar que esto se vuelva mayor.

Pero… ¿Qué puede causar el estrés?

  • Empleo y lugar de trabajo: los límites, los jefes exigentes, los colegas complicados, las políticas de la oficina, incluso el acoso, puede mantenerte despierto por la noche preocupado y con temor. Tu empleo es una parte importante de tu vida cotidiana. Cuando las cosas no están bien, el estrés en el trabajo puede aumentar. Por otro lado, si estás desempleado, los factores de estrés pueden estar vinculados a la pérdida de ingresos y a las necesidades básicas, como alimentos y vivienda.

  • Dinero y finanzas: facturas, deuda de tarjeta de crédito, recaudadores de deudas, comprobar el saldo de tu cuenta de ahorros, todo esto puede provocar estrés. Para la mayoría de las personas, el dinero es una necesidad. Algunas personas tienen dificultades para llegar a fin de mes y otras están desempleadas o subempleadas.

  • Desastres y traumas: Los desastres naturales o provocados por el hombre y los eventos traumáticos pueden tener grandes impactos en la vida de una persona. Los tornados, los incendios forestales, los huracanes y las inundaciones pueden provocar la pérdida de vidas, viviendas y comunidades. Este tipo de estrés puede ser abrumador.

  • Relaciones y familia: los niños, el divorcio, la separación, la soledad e incluso la responsabilidad de cuidar de una familia pueden generar estrés. Para las personas que deben sobrellevar la muerte de un ser querido, enfrentar una enfermedad o actuar como cuidadores de un familiar enfermo o adulto mayor, el estrés también cumple un papel importante en la salud y el bienestar.

Incluso las razones y motivos por el cual desarrolles estrés pueden ser totalmente diferentes a los plasmados aquí, pero para cada uno es necesaria la atención médica y no sólo dejarlo en “me tomaré esta pastilla” para tal o cual cosa, es necesario decir que varias de estas afecciones pueden requerir hospitalización o mayores medicamentos.

Ponte en movimiento para controlar el estrés, explora estrategias de manejo del estrés, como las siguientes:

  1. Hacer actividad física con regularidad

  2. Practicar técnicas de relajación, tales como respiración profunda, meditación, yoga, taichi o masajes

  3. Mantener el sentido del humor

  4. Pasar tiempo con la familia y los amigos

  5. Reservar tiempo para pasatiempos, como leer un libro o escuchar música

Encuentra maneras activas de controlarlo, asegúrate de dormir lo suficiente y mantener una alimentación saludable y equilibrada. Evita el uso de tabaco, el exceso de cafeína y alcohol, y el uso de sustancias ilegales, al igual que ver la televisión, navegar por Internet o jugar videojuegos, pueden parecer relajantes, pero pueden aumentar el estrés a largo plazo.

Recuerda que lo más importante siempre serás TÚ, este nuevo año decídete cambiar unos cuantos hábitos y ahorra el estrés de muchas cosas.

¡Feliz 2022!

7 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo