Horrible feliz segundo aniversario, Sr. Covid-19


Y sí, hoy estamos todos reunidos para festejar lo horrible, complicado y dramático que ha sido pasar dos años a expensas de qué pasará al salir de casa o cuando alguien nos visite.


En 2019 todos estábamos listos para comenzar un año maravilloso, a varios no les había tratado para nada bien el que se iba, pero tenían esperanza –como siempre– de que todo mejorara en los próximos 12 meses. Pero ¡oh sorpresa! Llegaría el temible Sr. (o Sra) SARS-COV2 o para los cuates: COVID-19.

Detrás de ese curioso nombre está un sinfín de historia, misma que muchos ya la sabemos al derecho y al revés, unos no creen, otros están demás asustados y para otros tantos simplemente es el ciclo de la vida, algo que iba a pasar en cualquier momento, pudo no haber ocurrido en el 2020, sino años más tarde, pero pasaría.

Estos dos años han sido muy caóticos, las altas y bajas respecto a la enfermedad siguen latentes, la situación económica para muchos, sino es que para todos, se ha visto afectada drásticamente, se han presentado demasiadas reflexiones que seguramente antes no las hacíamos porque estábamos tan acostumbrados a lo de siempre.

Muchas personas se han ido a raíz del covid, familiares, amigos, personal de salud, personas en situación vulnerable y los que no sabemos, porque están tan alejados de la sociedad.

¿Qué si nos ha costado? Bastante, hubo incrementos en trastornos mentales y el suicidio fue una de las “salidas fáciles” para quienes ya no estaban resistiendo mantenerse en una dinámica tan distinta a lo que éramos.

Es cierto que a todos se nos vino el mundo encima, nos volvimos más frágiles, sensibles y temerosos de acercarnos los unos a los otros, incluidos nuestros seres queridos. Nos “perdimos” de bastantes cosas, pero nada se pierde cuando tenemos a nuestra familia completa.

Entre el 2020 y 2021 hay una diferencia abismal: las vacunas.

La llegada de lo que parece una solución al problema, ha dado esperanzas de reencontrarnos con un 2022 más bonito, pero debemos estar conscientes que parte de nuestra labor es seguirnos cuidando para no recaer en lo que ya hemos estado dejando atrás.

Así que, casi llegando al próximo año, debo decir Sr. Covid… horrible feliz segundo aniversario.

Gracias, porque si no fuera por esto, muchos no entenderíamos a la buena la importancia de cuidarnos, apreciar la vida, tenderle la mano a quien lo necesita, ser empáticos y afrontar lo malo con la mayor esperanza posible.

Que todos aquellos a los que te llevaste, tengan un mejor propósito en la otra vida –si es que la hay–.

Ahhhh y cierra la puerta con mil candados cuando te vayas, porque no vuelves a ser bienvenido aquí.

Con amor: el mundo.

13 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo