La pascualita ¿maniquí o momia?


Poseedor de una inmensa diversidad cultural, México es un país lleno de relatos y leyendas, seguido del misterio y color que se encierra en cada uno de los sucesos que han marcado su existencia, hace que más de uno quede enamorado de la riqueza de sus tradiciones.

El misterio que se encierra en sus historias alimenta en gran medida la curiosidad de la gente que sin dudarlo se da la oportunidad de conocer la leyenda, el contexto y por supuesto, los lugares donde se originó la leyenda.

La pascualita es un maniquí expuesto en el aparador de una famosa tienda para novias en la ciudad de Chihuahua, desde entonces la popularidad de la tienda se ha disparado por los cielos, llamando la atención de propios y extraños.

Influenciadas por rumores y consejos, muchas mujeres comprometidas o en busca de pareja, visitan su aparador y hay quienes hasta compran su vestido en la tienda, como un símbolo de buena suerte para su matrimonio en puerta, incluso algunas hablan con ella para pedirle prosperidad en su relación.


Su leyenda

Se cuenta que, en la ciudad de Chihuahua, en la década de 1930, apareció de la noche a la mañana en un aparador de la hoy conocida tienda nupcial “La popular. La casa de la Pascualita”, un maniquí el cual atraería a propios y extraños.

Dicho maniquí llama la atención por sus rasgos realistas, su imagen viviente y sobre todo, por el impresionante parecido con la propietaria, estos rasgos crearon rumores contra la dueña de la tienda a quien la gente acusó de embalsamar el cuerpo de su propia hija tras su deceso.

La versión más aceptada de esta leyenda, habla de la hija de la señora Pascuala Esparza Perales de Pérez, cuyo nombre se perdió en el tiempo y que más tarde recibiría el nombre de “Pascualita” por el parentesco que se le adjudicó.

Se trataba de una mujer joven, hermosa, inteligente y de buen corazón, y por ende cortejada por varios hombres; su futuro era más que prometedor y pronto la señorita ya estaba comprometida.

Sin embargo, las cosas no siempre salen como uno las planea y la tragedia tocaría las puertas de la familia. El día de su boda la novia sería sorprendida por la muerte luego de sufrir la picadura de un alacrán que yacía en su tocado, truncando a su vez todos sus sueños y planes.

Su madre, no soportaría la desgracia por la muerte repentina de su hija, por lo que inmediatamente ordenó embalsamar su cuerpo para seguirla viendo hasta el final de sus días.

No obstante, ante el rumor de tan perturbadora práctica, las acusaciones, y por supuesto las amenazas, no se harían esperar, lo que hizo que los vecinos avisaran a la policía.

Al llegar la autoridad a la casa, encontraron a la señora Pascuala dando un baño al maniquí y ante la insistencia de las autoridades de inspeccionar a Chonita, como también es conocido.

Fue expuesta portando una bata blanca y con el cabello mojado, a los oficiales se les permitió únicamente palpar su rostro, el cual confirmaron era de cera y sus ojos de vidrio, haciendo que se retiraran al instante.

Hasta la fecha estos argumentos no han sido confirmados ni desmentidos, pero si han alimentado la fama del lugar.


Sucesos paranormales

Muchas personas son las que cuentan que el maniquí de repente cobra vida, algunos dicen que sigue a las personas con la mirada, otros la han visto mover sus ojos y parpadear, hay quienes afirman que el maniquí cambia su postura cuando nadie la ve y otros más cuentan haberla visto pasear por la tienda y cambiarse de aparador, esto último se relaciona con el hecho de verla cambiada de atuendo.

Sin embargo, son los empleados de mayor confianza quienes tienen permiso de desvestirla y vestirla dos veces por semana, como para preservar su pudor.

También se cuenta que muchos hombres han caído rendidos ante su belleza, el relato más popular habla de un mago francés que se enamoró loca y perdidamente de la Pascualita quien la devolvió a la vida y la visitaba por las noches para bailar y beber con ella.

Lo cierto es que tanta ha sido su fama que muchos creyentes la consideran una santa y no dudan en dejarle flores, velas y otras ofrendas a sus pies, para pedirle milagros.

Se dice también que es de buena suerte que una mujer comprometida en matrimonio la visite y compre el vestido que trae puesto, ya que esto significa que su matrimonio será próspero y feliz.


El maniquí más famoso

La pascualita, se ha convertido en el maniquí más famoso de todo Chihuahua, siendo hoy uno de los grandes atractivos turísticos de todo el estado y obviamente, una visita obligada a la tienda, para admirarla desde su aparador, los empleados, junto a los orgullosos dueños de la tienda, en donde su leyenda vive, afirman disfrutar de la gente que alimenta su fe y su fama.

Un maniquí de porte imponente que exige por sí solo respeto a sus visitantes, que guarda misterio, suspenso y belleza detrás de su vitrina.

9 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo