top of page

La pedofilia en el sacerdocio

Los sacerdotes son personas que consagran su vida al servicio religioso imitando a Jesucristo, por tanto, desde el momento que son ordenados, reciben la responsabilidad de ser “pastores” de la iglesia católica, guiando y sirviendo a la comunidad, predicando las enseñanzas de Cristo y ayudando a la salvación del alma.

Al recibir la consagración, el sacerdote ejercerá tres votos: pobreza, obediencia y CASTIDAD. Este último tiene su importancia en que por ser un servidor de Dios, no podrá ejercer ninguna otra responsabilidad como el matrimonio o la paternidad.


No obstante, no todos están hechos para ejercer el sacerdocio, como lo marca el consejo evangélico; no solamente se necesita conocimiento en la fe cristiana, también es necesaria una mentalidad sana.


Desde épocas muy antiguas, el sacerdote ha sido considerado como una figura de autoridad y respeto, siendo para muchos un mentor y consejero.


Pero, ¿qué pasa cuando esa figura de respeto se transforma en una figura de terror? ¿Quién te protege cuando el verdadero lobo era el pastor?


La pedofilia, específicamente en sacerdotes o religiosos, ha sido por años un tema controvertido y sensible, puesto que en la mayoría de los casos queda impune, en otras ocasiones no se da el seguimiento debido y solo pocos de los casos reciben un merecido castigo.


Estos actos atroces de sacerdotes han puesto a la iglesia bajo lupa, lo que hace cuestionar sus doctrinas y su credibilidad y en su mayoría los feligreses prefieren o cambiar su credo o simplemente no ejercer ninguno, sin dejar de lado el humor negro resultado de la mala fama.


¿Pedofilia o pederastia?

Ambos conceptos están estrechamente relacionados, pero su significado es distinto, por un lado, la pedofilia se refiere a una atracción sexual o erótica que un adulto siente por un niño, mientras queo, la pederastia es el abuso sexual cometido con un menor de edad.



Casos más conocidos de pedofilia en sacerdotes

Marcial Maciel

En México, los casos de abuso sexual contra menores de edad por parte de sacerdotes han sido denunciados desde hace décadas, aunque son pocos los confirmados. En 2002 la iglesia fue acusada de encubrimiento en estos casos, incluso de comprar el silencio de las víctimas.


Un que ha cobrado una particular importancia fue el de Marcial Maciel, fundador de la Legión de Cristo. Fue acusado de abuso sexual contra varios seminaristas y niños, uno de sus acusadores fue el rector de la Universidad de Anáhuac, Juan Manuel Fernández Amenábar.


En 1997 nueve ex legionarios enviaron una carta pública a Juan Pablo II donde se denunciaban abusos por parte de Maciel. Las acusaciones fueron negadas por la Legión de Cristo, aunque años más tarde reconocieron públicamente los crímenes realizados por su fundador.


Benedicto XVI también inició un proceso contra él por sus acusaciones de pedofilia, sin embargo, en 2006 se anunció el cierre de dichas investigaciones, debido a la avanzada edad y quebrantada salud de Maciel, ordenando su retiro del sacerdocio para consagrarse a una vida de “oración y penitencia”, Maciel murió en el 2008.


Nicolás Aguilar Rivera.

Fue denunciado por 4 niños en 1997, en Tehuacán, Puebla, hay registros de que el sacerdote pedófilo fue transferido por la arquidiócesis presidida por Norberto Rivera a Estados Unidos.


Hasta la fecha continúa prófugo, es sospechoso de alrededor de 60 violaciones contra niños en Puebla y 26 violaciones cometidas en los Ángeles, California.


Aguilar Rivera tuvo un periodo de pederastia entre 1986 a 1997, según denunciaron las víctimas ante Norberto Rivera.


Cesáreo Gabarái

Fue un sacerdote y compositor español de canciones litúrgicas, entre las más famosas destacan: “Pescador de hombres” y ”La muerte no es el final”. Fue nombrado capellán del colegio de Chamberí en Madrid, donde empezó a realizar sus composiciones.


En 1978 fue acusado de abuso de menores por uno de sus alumnos, lo que logró que se abriera una investigación que concluyó con la expulsión de Gabaraín de la institución de Chamberí a finales del mismo año.


En 1979 Juan Pablo II lo nombró capellán de su Santidad, ese mismo año se convirtió en el único sacerdote en recibir un disco de oro en España.


Se decía que Gabaraín tenía una personalidad carismática, afable y tranquila, tuvo amistades con personas famosas y de alto poder, incluso con el papa, por lo que muchos de sus feligreses y seguidores consideran todavía como increíble que haya sido acusado de pederasta.


En el año 2021, el diario El País hizo un recuento de sus crímenes, atribuyéndole 892 casos de abuso desde 1959. Ninguno de los obispos de las diócesis donde se habrían producido los hechos tomó medida disciplinaria, ni denunció a Gabaraín, por lo que se podría tratar de un posible encubrimiento.


La arquidiócesis de los Ángeles en Estados Unidos, ha sido la primera sede católica en prohibir el uso de sus canciones religiosas.


Juan Francisco Aragón Larrazabal

Era un sacerdote y párroco en la Iglesia de Nuestra Señora de Czetochowa en Guayaquil, en los 90 fue encarcelado por violación a tres menores de edad. En 1991 fue asesinado con 19 puñaladas por el reo William Mantuano.


Luis Intriago Páez

Entre 1996 y 2013 fue acusado de abuso sexual y tortura por lo menos a diez menores de edad, por medio de una práctica no reconocida denominada “la dinámica del pecado”. Para 2013 fue cesado de sus funciones como sacerdote y el arzobispo Antonio Arregui lo calificó de manipulador.


En 2018 se realizó una investigación de ocho meses, haciendo públicos los casos de abusos en contra de Intriago, poniendo en evidencia que la fiscalía del estado y la arquidiócesis no hicieron nada, pese a que Intriago confesó tener una actitud morbosa y reprochable.


En la mayoría de los casos, el castigo solo se resume en transferir al sacerdote de parroquia o a otras diócesis, acción que no arregla nada, ya que les permite seguir abusando de otros niños.


***

La iglesia católica ha sido objeto de gran atención debido a casos de abuso infantil, sin embargo, la pedofilia no es un problema exclusivo de la iglesia católica, también se han registrado casos de abuso sexual infantil cometidos por líderes religiosos de otras doctrinas.


Se han tomado medidas para abordar el problema de la pedofilia, estableciendo una serie de políticas y procedimientos destinados a prevenir el abuso sexual infantil, asimismo ha proporcionado capacitación para sacerdotes y otros líderes sobre cómo reconocer y prevenir el abuso sexual infantil.


También ha trabajado en proporcionar apoyo a víctimas de abuso sexual infantil y para tomar medidas legales en contra de los acusados por abuso.


A pesar de sus esfuerzos, la Iglesia Católica ha enfrentado críticas por su manejo de los casos de abuso sexual infantil, algunos argumentan que no se ha hecho lo suficiente para prevenir el abuso sexual infantil o para responsabilizar a los acusados de abuso, incluso se argumenta que la Iglesia ha sido lenta en los procesos para reconocer y abordar el tema de la pedofilia.



2 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page