Paco Stanley 23 años de misterio, dudas y sospechas

Actualizado: 20 may


Conductor de televisión, humorista, actor y político mexicano, Paco Stanley fue sin duda uno de los presentadores más queridos y carismáticos desde sus inicios y hasta su deceso a finales de los 90.

Una tragedia que marcó al mundo del espectáculo y fue condenada, no solo por sus colegas y amigos, también por el público que lo conocía a través de la televisión; una partida que dejó un hueco en todo el país, un infortunio, que hasta la actualidad se desconoce a sus verdaderos autores.


¿Quién fue Paco Stanley?

Francisco Jorge Stanley Albaitero, nació un 03 de julio de 1942 en la ciudad de México, cursando la licenciatura en derecho en la Universidad Intercontinental y realizando otros estudios como publicidad, mercadotecnia y psicología en la UNAM, a la vez que se desempeñaba como maestro de literatura.

En 1969 contando con 27 años, comienza su carrera en la radio en la XEX-AM, teniendo participación en varios noticiarios y en el programa Capitanes infantiles de aire, donde interpretaba a varios personajes.

Más tarde, a partir desde 1974 comenzó a trabajar en Televisa en diversos programas como “Nuestra gente”, “Alegrías de medio día”, “La mujer ahora”, “El club del hogar”, “La carabina de Ambrosio”, “En pantalla”; fue presentador de espectáculos en el canal de noticias ECO, y hasta principios de la década de los 90, cuando le ofrecieron la conducción de programas como Ándale, Llévatelo, donde conoció al comediante Mario Bezares con quien formaría una gran mancuerna y amistad; posteriormente compartieron créditos en Pácatelas.

A finales de la década, en 1998, Stanley estrenaba un nuevo programa llamado Una tras otra, pero ahora en TV Azteca, programa al cual lo siguieron Mario Bezares y el periodista Jorge Gil.

Un mes antes de su muerte, en 1999, Paco estrenó su propio programa llamado Si hay y bien, el cual se trasmitía los sábados por la noche, además de conducir el programa de radio un Poco de Paco, ambos programas saldrían del aire en junio del mismo año, debido a su asesinato.


Fuera de los foros

En varias entrevistas, Mario Bezares ha descrito a Paco Stanley como una persona transparente, siempre de buen humor y bromista, un hombre íntegro que no tenía problemas con nadie.

“Éramos tan amigos, tan hermanos, siempre tan cercanos; era un excelente jefe, un excelente amigo, un excelente padre, un excelente marido.”

Excompañeros de trabajo confirman la gran amistad entre Bezares y Stanley, afirmaban que la relación era la misma dentro y fuera de las cámaras, aunque también existían momentos en los que llegaron a tener discusiones, pero en general era una buena relación.

De acuerdo con testimonios de sus compañeros más allegados, comentan que Paco poseía un carácter enérgico y riguroso, pero a la vez generoso, siempre estaba al pendiente de su equipo de trabajo y cuidando que no les faltara nada tanto en lo personal como en lo profesional.

Sus hijos lo recuerdan como un hombre cariñoso, consejero y siempre siendo lo más cercano posible con su familia.

El público, por su parte, lo recuerda como una persona carismática, bromista, humilde y amigable, pues afirman que nunca negaba un saludo a quien se acercara a él.

En palabras de Verónica Macías; “Paco tenía sin fin de amigos, era un hombre muy simpático, a donde quiera que fuera, Paco se iba del lugar haciendo amistades”


Amenazas y señales

En noviembre de 1998, un tipo lo sorprende en los baños del restaurante Las Gaoneras, se acerca apuntándole con un arma mientras le advierte que lo mandaron matar, la persona no cumple la amenaza y se va despojándolo de un reloj marca Rolex.

No hubo denuncia alguna, pero ante la prensa y su familia declara que sufrió un asalto, su hijo Francisco Stanley Jr. afirma que su padre jamás dio a conocer que tuviese enemigos o personas que lo persiguieran; un mes después Paco testifica en público que camino a los foros de TV Azteca sufrió otro asalto, esta vez junto a Mario Bezares.

En una entrevista posterior dijo que los sujetos estaban decididos a matarlos, aunque no lo hicieron, menciona que si fueron golpeados en diferentes zonas del cuerpo; sin saberlo estos acontecimientos serían “señales” de que el conductor “tenía los días contados.”

En su libro Mi verdad, escrito por Jorge Gil, menciona que una mañana al levantarse, Paco descubre en su balcón un pajarillo, el cual al momento de acercarse muere, lo que para el conductor significó un mal augurio.

A principios de junio de 1999, sus familiares y amigos cercanos mencionan que Paco se mostraba muy emocional con ellos, para algunos esto fue una actitud completamente normal.


El último día

Era un lunes 7 de junio de 1999, cuando Paco Stanley se presentaría por última vez en televisión. Como siempre comenzó el programa bromeando, aunque su conducta era un poco extraña.

Personas cercanas a él comentan que durante la mañana Paco estuvo notablemente nervioso, además de evadir un par de mensajes durante el programa.

Ese día Bezares llegaba tarde al programa, presuntamente por una férula en el pie izquierdo, a causa de una lesión que cuenta él, sufrió mientras dejaba en su casa a Jorge Gil días atrás, mismo que en el libro de Gil se desmiente, pues afirma que Mario nunca se bajó del vehículo.

También se menciona que un ingeniero de audio logró escuchar una conversación con Mario a puerta cerrada, en la que Paco le comentó estar harto de un asunto del cual no encontraba cómo salir, la respuesta de su compañero fue, “tú sabes que esos no perdonan nada.”

Durante el programa, Paco llegó a demostrar tensión, estrés y nerviosismo, asimismo, no dejaba de hacer notar la férula con la que Mario llegó ese día, conforme transcurría el programa, Stanley lucía cansado e intolerante, con notables cambios de humor hacia el elenco y la producción, instó al público a ser agradecidos con la vida, pero no dejaba de hablar de lo agotado que se sentía

Paco nunca dejaba llamadas sin leer, pero aquel día, hubo una llamada que después de leer en silencio, simplemente la pasó de largo y minutos más tarde abandonó el foro sin explicaciones para luego regresar sofocado y sin su saco.

Otras personas mencionan que durante la última transmisión había tensión entre ambos conductores pues se observa que Paco demostró un comportamiento agresivo hacia Bezares, llegando a un punto en el que Mario lo confrontó, conducta que ya era normal entre ambos.

Al finalizar el programa, los tres conductores se trasladaron a los foros del programa con “Sello de mujer”, al cual fueron invitados para desearles “buena suerte” a las nuevas conductoras, donde Paco seguía mostrándose nervioso e incómodo.



El crimen

Aquel día decidieron desayunar en el “Charco de las ranas”.

Al medio día y ya en el restaurante, en una mesa se sentaron Paco, Mario y Jorge, en otra se sentaron los respectivos asistentes de Paco y Mario junto al escolta de Stanley.

Después de comer, Mario manifestó sentirse mal por efectos de la comida, por lo que tuvo que retirarse al baño.

Paco Stanley salió al estacionamiento para esperar a su compañero, pero este jamás abandonaría el restaurante.

Una vez dentro de la camioneta, Paco Stanley se agacha para encender el aire acondicionado, al incorporarse es asesinado por sujetos que iban cruzando el puente peatonal sobre el anillo periférico.

Armados con ametralladoras, haciendo un total de 24 detonaciones contra la camioneta del conductor, cuatro balas impactaron directamente en su rostro y le quitaron la vida al instante.

Jorge Gil quedaría herido en una pierna. Los escoltas no pudieron responder al ataque ya que el permiso para portar armas aún se encontraba en trámite.

En el lugar de los hechos también fue asesinado un agente de seguros de nombre Juan Manuel de Jesús Núñez de 30 años, tras recibir un impacto de bala en la espalda, Juan Manuel pasaba casualmente cerca del lugar en el momento de la balacera junto con su esposa quien resultó gravemente herida, además un joven acomodador de autos de tan solo 18 años también fue herido.

Más tarde, ese mismo día, Televisa y TV Azteca estuvieron transmitiendo imágenes del lugar, hicieron entrevistas y se mantuvieron al tanto de las declaraciones del ministerio público, sobre todo criticaron al Gobierno del Distrito Federal por la poca acción ante a la delincuencia que se vivía en la ciudad.

Periodistas como Jorge Garralda y Jacobo Zabludovsky, hacían responsable de la delincuencia a Cuauhtémoc Cárdenas, quien entonces era jefe de Gobierno, cuestionando su administración.

A raíz de su fallecimiento, se plantearon diversas hipótesis, presumiendo que Stanley mantenía nexos con el narcotráfico, puesto que en su ropa se le encontró una bolsa que contenía cocaína, también se especula que Paco no solo era consumidor, también fungía como narcomenudista, por lo que se concluye que tenía ya problemas con miembros de la mafia.

Todas estas afirmaciones fueron desmentidas después por sus familiares y por el mismo Mario Bezares, quien afirma que, si Paco hubiese tenido ese tipo de problemas, ya lo habrían sabido él y su familia.

Sin embargo, no se deja de creer que el famoso conductor fue víctima del crimen organizado, otros rumores especulan que fueron rivales de la política los que atentaron contra la vida del carismático presentador.


Investigaciones posteriores

A pocos días de su fallecimiento, comienzan las investigaciones acerca del asesinato.

El 22 de junio, Mario es recluido en un hotel de la Ciudad de México, ya que se sospechaba que pretendía huir del país, Bezares fue señalado como el principal sospechoso y hasta autor intelectual del hecho.

Todo esto debido al tiempo que permaneció en el baño del restaurante durante el tiroteo y por no ser testigo que estaba en el lugar de los hechos.

Mario señala que al momento de escuchar los balazos un mesero le advirtió que no saliera del lugar porque corría peligro, sin embargo, estos argumentos causaron controversias ya que los meseros afirman que Mario jamás salió de los baños y ellos nunca cruzaron palabra con él.

El 2 de septiembre son señalados cinco presuntos culpables: Mario Bezares, Paola Durante, Erasmo Pérez Garnica alias "El Cholo", José Luis Rosendo Martínez y Jorge García Escandón, siendo a su vez procesados por el delito de homicidio.

A finales de enero de 2001 se les dicta a los cinco implicados, un auto de libertad después de no encontrar elementos que los responsabilizara en el delito.

En febrero de 2002, es detenido el jefe de sicarios del cartel de Tijuana Luis Alberto Salazar Vega alias “El Bolas”, bajo el cargo de secuestro hacia el narcotraficante sinaloense José Velázquez Martínez, además de guardar un cierto parecido físico con Erasmo Pérez Garnica alias “El Cholo”.

Posteriormente Luis Alberto fue acusado de ser el autor material del asesinato de Paco Stanley. Supuestamente, fue enviado por hombres de los hermanos Arellano Félix junto a Rubén Quintero Madrid alias "El Rito", y a otra persona a quien sólo pudo identificarse con el alias de "El Hitler".


Problemas con las drogas

En una transmisión del programa Pácatelas, Mario Bezares bailaba su ya famosa coreografía conocida como “el gallinazo” y en un momento se vio que se le cayó del saco una bolsa pequeña que contenía un polvo blanco, levantando las primeras sospechas de que él y Paco se drogaban, pues en otros testimonios se cuenta que los vieron llegar más de una vez “enfiestados” y cansados, pero en instantes estaban como nuevos y no se les notaba agotamiento alguno, en otros rumores se comentó que en la autopsia del conductor había restos de cocaína en su ropa.


Eugenio Derbez, posible sospechoso

En medio de una guerra de publicidad entre las televisoras rivales, Eugenio Derbez destacó que fue llamado a declarar como posible implicado en el asesinato de Stanley, se creía que había una seria enemistad entre ambos debido a que en aquella época el programa de Eugenio, XHDERBEZ era igual de popular que el programa una tras otra.

Sin embargo, lo que en realidad sucedió fue una guerra de espectaculares dada en 1998, TV Azteca mandó colocar anuncios de sus programas frente a las instalaciones de Televisa, ante esto, Eugenio y Gus Rodríguez (Q.E.P.D.) parodiaron dicha publicidad, lo que hizo al actor estar en la mira de las autoridades, en entrevista, el actor confiesa que declaró “yo no soy enemigo de Paco Stanley”, y fue capaz de demostrar su inocencia.


Sucesos paranormales

Diversos testimonios afirman haber presenciado fenómenos paranormales en las instalaciones del foro 6 de TV Azteca, lugar donde Paco Stanley solía acudir, en una sesión de fotos realizado en el programa Venga la Alegría uno de los integrantes notó algo que alarmó a toda la producción.

El chef Mariano se dio cuenta que entre él y Laura G aparece un rostro de una persona que nadie del elenco reconoce. También algunos veladores cuentan haber visto la silueta de una persona semejante al conductor.

Estos sucesos comenzaron días posteriores a su fallecimiento y algunos lo relacionaron con señales de que el conductor no descansaba en paz debido a las acusaciones hechas hacia su compañero y amigo Mario Bezares.


Caso inconcluso

Han pasado 23 años de aquella tragedia que paralizó a todo México, ese día un conductor tan querido por todo el país saludaba por última vez, despedía su programa por última vez y se apagaría para siempre su estrella.

Pero su legado, sus recuerdos y ese carisma con el que encantaba a todo su público se quedarían para siempre.

Pese a las averiguaciones, no se ha encontrado a los verdaderos responsables de su muerte, los rumores de una traición de amigos, celos profesionales y ajustes de cuentas siguen en pie, haciendo nada clara la realidad de los hechos.

Lo cierto es que el 7 de junio de 1999 Paco Stanley fue víctima de una de las maneras de morir más violentas que se han conocido, y al paso de los años ha sido imposible conocer las causas de su homicidio.

38 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo